La verdadera historia de Pollock

Con el síndrome premenstrual acechando en cada esquina, me creo un Batman con sentido arácnido y por el sencillo hecho de ser hombre me libero de la carga de la revolución hormonal, tras ella el estruendo sonido de desigualdad convertido en un chirrido constante a lo largo de la historia también desaparece. Y la lucha, el miedo y los hijos se desencadenan en un sinfín de tropiezos vulnerables que aprovechan el cuerpo a conveniencia y rehuyen de él cuando molesta. El amasijo de músculos y huesos se vuelven bandera, liturgia y enemigo en propuestas que varían en relación a la función mientras tanto el hombre ajeno y partícipe a tal estruendo se sienta en un banco de cemento a observar la escena en la que aparecerá un Pollock a caballo, con un Marlboro entre los labios, el desierto rudo y árido refleja en el ademán de separar la nicotina de ese beso que se eterniza el músculo que lo separa de la vieja europa, una sensible llorera de hombres huérfanos y frágiles, incapaces de enfrentarse a la nueva historia. Pollock con su ceñido jean escupe su masticado orgullo creando con sus despojos la imagen de la nueva América mientras asciende en lo álgido de la escalera de un edificio de Mies que ensombrece París. El cabaret y Picasso se funden a negro en la sala de estar de la reconstrucción, así ensamblando las ruinas con el dolor y construyendo en el olvido la historia de los afeminados europeos.

Con un crash que adoptará Lichenstein algo más onomatopéyico y dosis de bravura en medianas de doble malta acabará el mito, también heredado por Andy, así reciclarán lo nuestro para hacerlo suyo algo de una manera más plástica y con dosis de testosterona imperante en el fraguar de un buen BigMac.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s