Asesinemos al leopardo

Destripemos al leopardo en un intento suicida por buscar nuevas vías de escape a lo actual en una asignatura de historia, indaguemos en el presente monitorizando las acciones no definidas como diseño, siendo nosotros el censor del nodo en una película teñida a colores luz. Con cámara en mano y dando tumbos como una neurona epiléptica busco un sistema límbico que me direccione hacia algún lugar, ando y voy de copiloto en la aventura del saber con un regusto agrio por el curso. Siendo incapaz de dividir los periodos de Werkbund y Arts & Craft me encuentro con un encasillable Art Déco una mezcla entre lo hortera, lo kitch yendo camino hacia la sencillez, un baúl de objetos que se contradicen y me obligo a entender que forman parte de un todo, aunque crea que no es más que el toc del historiador por encasillar los años, las tendencias sociales y los trazos de los diseñadores en grupos delimitados, para luego saltarse la línea intermitente cuando el tema lo sugiera. Ahora en este punto de confusión o de no aprendizaje, soy yo dueño y señor de la historia para hablar de tendencias actuales sin saber el historicismo que permite el presente, pero debo y hago.

Retomo el aula y me vienen los carteles playeros, el metadiseño, el color blanco a modo de no ostentación y aquello de porque cuando tenemos dieciocho años estudiamos moda y cuando tenemos treinta interiores, en mi caso ni uno ni otra pero la consecuencia me plantea una duda, ¿qué es un balcón? entiendo la casa como la propiedad, lo privado y lo íntimo, la expresión de nuestro carácter por poco expresivos que seamos, los muebles, la disposición y los colores definen quien somos por más que sin intención mal decoremos espacios desde un punto de vista externo igual a todo el vecindario. Entre las estancias como un pezón o un tumor sale la protuberancia del balcón vistiendo de gris y con el toldo verde, leyes de comunidad, de lo íntimo se expande hacia lo público un habitáculo más, el trastero, el expositor de nuestras manos con las hortensias, nuestro metro y medio para dorarse los días de sol, la cárcel de los fumadores o la estancia para el tendedero, una (no) proyección del interior, tendencia o hábito no estudiado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Destripado el tigre y retomo mi otra idea original aquella del cartel, el busco y vendo, el ofrezco y alquilo, habitaciones, clases de guitarra, señoras de compañía, aunadas por la economía del negro sobre blanco, de la tira con el asunto: teléfono, que en lugares estratégicos se solapan unas con otras e inclusos con apartados propios en centros cívicos o locales sociales.

Vuelvo a lo público, al sabor a acera mientras el sol atiza en pleno octubre y pienso en la estructura del tiempo, los espacios que perduran con su óxido y sus años, el diseño de la permanencia, aquello que no demolieron ni pusieron una nueva y moderna capa de pintura, funcionalidad o economía, observo el cable como dispone y se mimetiza con el paisage, o le dejamos hacer, como estructura líneas y formas parejas al tejado o al cielo, pero me pierdo llegando a la idea de un compañero aquella del diseño de la naturaleza, o la idea que cree en función a lo que quise entender, plantas y rieras que deforman o florecen en la ciudad, impidiendo el paso o creando nuevos, formando espacios naturales entre baldosas.


Desvarío, pienso y paseo siendo esa neurona perdida entre los siglos buscando el presente con alma crítica para indagar, me acuerdo de los logos de mis colegios,

cuestionó el porqué, letras y mascotas que influyen en la decisión de la elección de uno u otro, dudo, cuestiono y salto hacia otro lugar más macabro, dejemos que de la sangre derramada por el guepardo brote inspiración y entre muerte y llanto pienso en la lápida, quien esculpe ¿decide comic sans o helvética? delimitados por la piedra o la placa ¿existen tendencias?

 

Vago sin rumbo perdiendo y encontrando motivos, tendencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s